Servir al pobre es hacerle un préstamo al Señor; Dios pagará esas buenas acciones.

Proverbios 19:17